Panamá América
Día a Día

 

S E C C I O N E S

EPASA EN LINEA

PANAMA AMERICA

DIAaDIA EN LINEA

REVISTA SIETE!


inicio

portada

al cierre

nacional

política

opinión

economía

el pueblo habla

provincias

nuestra tierra

deportes

el mundo

viva

vida nueva

sucesos

 

CRITICA
 



  NUESTRA TIERRA


Cómo alimentar al ternero recién nacido

Redacción | Nuestra tierra

haga click para ampliar la imagen

Tome en cuenta que los primeros días los terneros son los más vulnerables (Foto: Archivo / EPASA)

Desde el nacimiento, el recién nacido es vulnerable a las enfermedades. Para alimentarse depende completamente de su madre y si esta muere, el huérfano necesitará una otra vaca para sobrevivir.

Las operaciones como la castración, el corte de la cola y el desyemado de los caemos deben realizarse a una edad muy temprana para evitar riesgos innecesarios y estresar lo menos posible al animal.

OBJETIVOS DE ESTA LECCION
Estudiando esta lección sabrá:

  1. Cómo tratar el cordón umbilical del recién nacido.
  2. Cómo eliminar los posibles pezones extra de los jóvenes.
  3. Cómo buscar una nueva madre para las crías.
  4. Cuidar las crías.
  5. Alimentar al recién nacido.

TRATAMIENTO DEL CORDON UMBILICAL
De ser posible, hay que tratar el cordón umbilical del animal recién nacido inmediatamente después del nacimiento con tintura de yodo, violeta de genciana o Dettol. Este tratamiento se repetirá dos o tres días más tarde. Después de una semana, el cordón deberá haberse secado y desprendido. Si se infecta hay que tratarlo como una herida.

Eliminación de pezones extras
Algunos rumiantes hembras, especialmente las terneras, nacen con uno o más pezones extra.

Los pezones extras se eliminan así:

  • Se sujeta bien el animal.
  • Se determina el pezón o los pezones extras que han de eliminarse.
  • Se utiliza un par de tijeras limpias y afiladas para cortar los pezones extra a ras de piel.
  • Se cubre la herida con tintura de yodo o antibiótico en polvo.

BUSCAR MADRE ADOPTIVA
Si la madre natural muere o no produce suficiente leche para la cría habrá que buscarle una madre adoptiva. Las ovejas y cabras sólo pueden amamantar convenientemente dos crías, por lo que la otra o las otras en exceso habrán de criarse con madre adoptiva. Para que esta acepte al huérfano se procederá con lo siguiente:

  • Quitar la piel del hijo muerto y colocársela a la cría atándola convenientemente. Transcurridos varios días se retira la piel.
  • Frotar la cría con el líquido de las parias o con la zona debajo de la cola de la madre que acaba de parir. Dejar que el huérfano mame de forma que su cuarto posterior se acerque a la cabeza de la madre, para que esta pueda olerlo. Este método se emplea principalmente con las ovejas y las cabras.
  • Puede atarse a la madre adoptiva por la cabeza en un corral pequeño y dejarla con la cría. Si se evita que la cría coce o se mueva, la cría generalmente mama. Este método se emplea con ovejas y cabras, pero puede aplicarse también a las vacas y las búfalas. En los rumiantes grandes, atándoles una cuerda en torno del vientre, se impedirá que la madre coce mientras mama el ternero.
  • Colocar la cría y la madre adoptiva en un recinto pequeño, y atar o dejar estar con ellos un perro. La madre protegerá a la cría del perro y le permitirá luego mamar.

CRIA MANUAL DE LOS RECIEN NACIDOS
Si no se dispone de una madre adoptiva, se alimentará manualmente a la cría. Debe asegurarse que la cría tome calostro, a ser posible durante 4 días o en 8 tomas. Obtenga calostro de otras madres en un biberón limpio. No hierva el calostro porque se coagula.

Los corderos y cabritos se alimentan con leche tibia, mediante un biberón dotado de una tetina de goma. Lávese la botella después de cada toma. Necesitarán de 4 a 6 tomas diarias.

Los terneros también pueden amamantarse con biberón, pero es mejor acostumbrarlos, cuando ya tengan algunos días, a tomar la leche directamente de un cubo.

Para que el ternero beba la leche del cubo, deje que chupe sus dedos y a continuación, mientras sigue chupando, lo acerca poco a poco a la leche dentro del cubo.

Repita esto varias veces manteniendo el cubo a la altura de la rodilla, hasta que al cabo de varias repeticiones el ternero se alimente directamente del cubo. El ternero debe alimentarse de 3 a 4 veces por día. Después de cada toma, limpie y lave bien todas las botellas y cubos.




OTROS TITULARES

Cómo alimentar al ternero recién nacido

Alimentación de terneros

"El Niño" y sus consecuencias

Santeños incursionan en negocios verdes

Medidas contra El Niño

 


 

  

linea
linea gris
 

   copyright © 1995-2009, CRITICA EN LINEA
todos los derechos reservados